All for Joomla The Word of Web Design

Jhon Rivera Strédel: existe el temor de dejar de escribir

Jhon Rivera Strédel nació el 2 de enero 1992, en los Magallanes de Catia. Es Terapeuta Psicosocial egresado de la Universidad de Carabobo (UC) en 2013, cursante del 5to.semestre de Psicología en la Universidad Central de Venezuela (UCV).

Ha participado en el comité de redacción de la Revista La Tuna de Oro del Departamento de Literatura de la UC y en los Talleres de Poesía de esta casa de estudios, así como en el Taller literario Hojas sueltas en Mariara.

Obtuvo el tercer lugar del I Concurso de Poesía «Andrés Bello» convocado por la Dirección de Cultura de la Asamblea Nacional en 2016. En 2017 Obtiene el VI Premio Nacional Universitario de Literatura «Alfredo Armas Alfonzo» en la Mención Poesía con el poemario Savia al Mundo.

Savia al mundo (@dcir_ediciones, 2018) es su primer poemario

 

Savia al mundo Jhon Rivera Strédel

 

¿Qué razón lo motiva a escribir?: El motivo es la emoción por así decirlo, una cayena roja que se abre dentro de mí, afuera de las cosas, y se vierte por todas partes.

¿Para usted “escribir “es una profesión o un hobby?: La labor escritural, es como una Orden, una dedicación, una entrega.

¿Qué es lo más difícil de ser escritor?: No terminar acabado por el ego.

¿Qué le hizo saber que se dedicaría a ser escritor?: En un principio no tuve a nadie que me estimulara, hace apenas unos días fue que me enteré que mi mamá escribía poemas, que mi abuela los escribía y los cantaba, sólo empecé a escribir todo lo que pensaba, sentía, lo que veía, oía, y lo seguí haciendo, escribir era y sigue siendo la manera de defenderme ante el mundo, y de relacionarme conmigo mismo, generar un dialogo con todo lo que tenía introyectado y que yo asumía como mío.

¿Tiene alguna rutina para sentarse a escribir?: Trato estar conmigo, de acompañarme, de observarme, aunque otras veces me distiendo, me olvido de mí, y recuerdo, recuerdo que no hay separación , y trato ser con las cosas, junto a las cosas.

¿Tiene alguna musa de inspiración?:  La observancia y el asombro, a veces estoy muy perdido, tragado por el mundo y no puedo fijarme en nada, sólo escucho ruido e incluso puedo estar cómodo con ese ruido, el reto está en salir de ahí, y tener apertura,  dejar de estar atrapado.

¿Cuáles autores lo inspiraron para escribir?: En un principio los románticos ingleses y alemanes, Las flores del Mal,  el hastío y la pasión byroniana, Petrarca, luego Cesar Vallejo, Enriqueta Arvelo, y Drummond de Andrade, luego conocí lo que venían haciendo Reynaldo Pérez Só, Luis Alberto Crespo, Carlos Osorio, Sergio Quitral y Víctor Manuel Pinto,  conseguí con ellos una sintonía muy bonita, vi ahí que la escritura tenía que ver con «buscarse»

¿De sus obras cuál ha sido la que más ha disfrutado escribir?: «Savia al mundo» Creo que tenía una disposición en ese momento muy fuerte, tenía más tiempo y más espacio para experimentar, pasaba horas encerrado buscando el poema y muchas veces no encontraba nada, otras veces quedaba tirado en los árboles, y recién despierto,  admirado por todo lo que me rodeaba, por todo lo que era y escribía.

Poema inédito de Jhon Rivera Strédel
                                                                                        Poema inédito de Jhon Rivera Strédel

¿Qué está escribiendo?: Estoy escribiendo varias cosas, pero el eje que las atraviesa a todas, es la vibración de la existencia, que las palabras suenen, que lo que está dentro suene, y asuma todo los ritmos del cuerpo.

¿Qué libro le hubiese gustado escribir?: La Divina Comedia, o escribir la Comedia Humana que no pudo terminar Balzac, sería como todo eso junto mezclado con cierto aire dostoieskiano y en verso blanco o alejandrino, pero creo que estoy escribiendo eso, de la manera en que puedo, con el cuerpo y sin medidas.

¿Existe el temor frente a la hoja en blanco?: Existe el temor de dejar de escribir, de escribir siempre lo mismo, de repetirme, del autoplagio, de quedarme contento, enbobado, mirando una pintura difusa de mi propio ombligo.

¿Cuál género no se ha atrevido a escribir?: Creo que he experimentado con todo los géneros, todavía con insipiencia, pero el ensayo me cuesta, parecía requerir mucho ejercicio intelectual y otro tipo de concentración de la cual no soy capaz con regularidad, poner en orden las ideas, he tenido problemas con los estilos, con los manualitos académicos para escribir ensayo, espero espero algún día, utilizar el ensayo para escribir poemas.

 ¿Cuál autor venezolano recomienda leer?: Sugiero que a veces para algunos poetas se les hace difícil la lectura de sus contemporáneos, el efecto es contraproducente, no lo recomiendo sin tener sumo cuidado de lo que se está haciendo, cuando Pound inició el imaginismo, hubieron muchos que se quedaron en esa forma, y no fue responsabilidad de Pound, él luego intentó otras cosas, lo demás no fueron capaz ni siquiera de intentarlo, se quedaron encandilados, y quedaron contentos en su maquinita de hacer poemas, veo esto con terror de que me pase, o me esté pasando y no darme cuenta, ahorita recomiendo a Enriqueta Arvelo, Schön, Tomasa Ochoa,  Gramcko, Pérez Só, Palomares,  y Teofilo Tortolero, son ellos a los que puedo sugerir, no sin antes considerar lo ya expuesto al principio.

¿Cuál es el libro más preciado de su biblioteca?: La biografía de Lord Byron que hace André Maurois, es mi biblia personal, tiene las hojas marrones, se le caen las hojas, pero todavía me emociono al encontrarme cara a cara con el temperamento byroniano.

¿Cómo es su biblioteca, tiene un lugar especial, un sistema para ordenarlos, cuántos tiene?: Tengo unas cosas de madera donde tengo mis libros más o menos ordenado, lo intento, pero luego los saco los leo, y todo se desordena, he tenido un montón de lecturas desordenadas, creo que tiene que ver con un rasgo de no sistematizar nada, creo que el lugar especial de mis libros, es cuando me tiro por ahí y me ensueño, o los días o horas en que ande así, soñando despierto, el lugar especial por así decirlo son mis ensoñaciones.

Recuerda con cuál libro se inició en la lectura: Es un libro que me regaló un albañil que trabajaba en la casa, era un cuento largo que se llamaba el Encubierto de Valencia no recuerdo muy bien el autor, lo busco y se me olvida el nombre, prefiero olvidarlo.

Un libro para iniciarse en la lectura: No sé, lo importante es iniciarse en la lectura, y no de un libro sino de la vida, uno con libros no puede tapar tantas mentiras tantas cosas que nos han inventado.

Un libro para soñar: Juan sin Miedo de Ida Gramcko todavía recuerdo a la Urraca, es decir a la Poesía, y esa plegaría que le hizo la muchacha:   «Déjame Ciega»

Un libro para no leer: A veces hay que dejar de leer y comenzar de nuevo.

¿Recomienda hacer talleres y cursos literarios?: Las experiencias que he tenido en los talleres literarios me han ayudado, lo importante siempre, es conseguir que la persona del taller sea,  honesta y no de concesiones,  creo que uno el poeta es muy caprichoso, a veces necesita que lo sacudan,  aunque duela, a veces uno despierta, a veces uno se molesta, y sigue dormido, se defiende, argumenta, como si la poesía fuera una cosa de argumentos, sin embargo, conozco a otros que no lo han necesitado, o no han tenido esa experiencia, es indiferente el resultado, lo que si puede ser relevante es compartir lo que se escriba y lo que se viva con otros poetas, y tener mayor apertura a lo que se pueda recibir del otro, aunque no nos guste, por que la cosa tampoco es una cuestión de gustos.

¿Consejos para un principiante en la escritura?: Siempre vuelvo al principio, hay que tener suficiente apertura, abrirse y conectarse con lo que se pueda, ni con lo que se quiera, ni con lo que se deba.

¿Qué le falta a su obra?: Hacerse, hacerme reelaborar y seguir reelaborándome, un albañil no deja de laborar hasta que se le rompe el espinazo.

¿Qué tan biográfica termina siendo su obra?: Lo que escribo pareciera hacer hasta lo momento un registro sensorial de la vida que me ha tocado y lo que se ha vertido.

¿Cómo se conecta con el lector?: Haciendo lo posible por conectarme con el otro, porque antes de ser un lector, es otro, tan cercano a mí, tan unido a mí, que a veces no lo veo.

 

0 Comentarios

Deja Tu Comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Send this to a friend