La Biblioteca Digital Hispánica alcanza los 250.000 títulos en acceso abierto

La Biblioteca Digital Hispánica alcanza los 250.000 títulos en acceso abierto
La Biblioteca Digital Hispánica alcanza los 250.000 títulos en acceso abierto. El proyecto iniciado en abril de 2022 gracias al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia permitirá la digitalización de más de 5 millones de páginas y 600.000 minutos de material sonoro y audiovisual.

Bibliotecas que deberías conocer algún día

Ya se pueden consultar en la Biblioteca Digital Hispánica más de 250.000 títulos en acceso abierto de las colecciones de la Biblioteca Nacional de España, que muestran la riqueza documental del patrimonio que alberga: dibujos, grabados, fotografías, partituras, libros impresos y manuscritos, registros sonoros, material cartográfico, prensa y revistas, etc. Junto con la Hemeroteca Digital, constituye el gran repositorio de colecciones digitales en acceso abierto de la Biblioteca Nacional de España.

La Biblioteca Nacional de España ha llevado a cabo varios proyectos de digitalización sistemática desde 2008, lo que ha permitido incrementar el número de títulos y páginas disponibles de sus fondos patrimoniales a través de Internet. Desde entonces, distintas vías de digitalización se han integrado en el trabajo habitual de la BNE, con objetivos de conservación o difusión, y de acuerdo a los ejes de actuación de la institución.

Entre los fondos de la Biblioteca que se están digitalizando actualmente se encuentran ejemplares únicos, incunables, mapas, prensa diaria del siglo XX…

Biblioteca Digital Hispánica 

Desde traducciones e imitaciones de libros de caballería a manuscritos teatrales, además de música notada, fotografías y mapas
  • Uno de los corpus digitalizados en este proyecto es el enmarcado dentro del Progetto Mambrino de la Università degli Studi di Verona. Incluye traducciones e imitaciones de libros de caballería castellanos de gran éxito, como los ciclos de Amadís, Palmerín, Tirant o Valerian de Hungría, publicados en Venecia a mediados del siglo XVI por iniciativa de editores entre los que destaca Michele Tramezzino, y autores cuyo protagonista fundamental fue Mambrino Roseo da Fabriano. Animados por el crecimiento del mercado editorial, pasaron de la traducción a la adaptación y a la invención de páginas propias. El conjunto conservado en la BNE constituye un rico patrimonio, en ocasiones inexplorado, de este tipo de obras entre las que destacan numerosas ediciones príncipe y ejemplares raros de los que no existe actualmente ninguna edición moderna.
  • También se ha llevado a cabo la digitalización de los ejemplares que pertenecieron a la biblioteca personal de María Josefa Alonso Pimentel. La biblioteca personal de la condesa-duquesa de Benavente se identifica por su supralibros “Pimentel” en la tapa anterior de la encuadernación y/o la etiqueta con una “C” y un número en la guarda tapa. Incluye libros en francés y castellano de temática diversa: literatura, arte, ciencias, historia, biografías, educación, libro religioso, etc. En la Biblioteca se han localizado 429 obras y 12 manuscritos.
  • Además, se ha finalizado la digitalización de la colección de manuscritos teatrales, con abundantes autógrafos desde el Siglo de Oro (Lope, Calderón, Rojas) a autores contemporáneos como Miguel Echegaray y José Feliu y Codina o autoras como Ramona Villazán, dramaturga española del siglo XIX, de la que solo se conoce una obra teatral en verso titulada Los druidas o El primer día de Madrid, que incluye además su firma; o Joaquina Vera, bailarina, actriz y traductora, natural de Jaén, de la que se conserva el manuscrito En todas partes hay de todo.
  • Se ha podido abordar también la digitalización de una gran parte de la colección de música notada, lo que ha permitido cimentar -y documentar- la historia de la música y musicología en España; convirtiéndose en fuente prioritaria para los actuales estudios en la materia, como una de las mayores colecciones públicas con acceso libre de todo el mundo. La digitalización ha facilitado la publicación de materiales de difusión especializados como una guía bibliográfica referente para el conocimiento de la música antigua en España.
  • En cuanto a la colección de Bellas Artes, se ha terminado de digitalizar la colección de fotografías de la Guerra Civil que proceden del desaparecido Ministerio de Información y Turismo, así como las fotografías de circo. También se han podido abordar los grabados y fotografías de la colección de Iconografía Hispana, que recoge retratos de personajes relevantes tanto desde el punto histórico como del mundo del arte, y la colección de grabados desde el siglo XV de importantes artistas (Durero, Ribera, Rembrandt, Piranesi, Goya, Fortuny etc…). Por otra parte, ha permitido la digitalización de varias colecciones de Ephemera: naipes, etiquetas de hoteles, programas de mano, así como alguna colección de menús.
  • En cuanto al material cartográfico, se ha digitalizado una parte importante de la colección de mapas de la Real Sociedad Geográfica fundada en Madrid para fomentar el estudio de la Geografía. Los mapas, procedentes en su mayor parte de donaciones de los socios, del intercambio con sociedades extranjeras y de la compra reflejan la representación del mundo a través de ejemplares, en muchos casos raros, únicos y de lugares muy curiosos con un rango de fechas que va desde el siglo XVI hasta su núcleo fundamental en los siglos XIX y comienzos del XX.
  • En lo que respecta al material audiovisual, se está priorizando la digitalización de este material en soporte magnético (vídeos en VHS y Beta, cartuchos de 8 pistas o casetes) que se degradan rápidamente con el paso del tiempo, a pesar de estar conservados en condiciones ambientales controladas.

11 bibliotecas gratuitas y universales

Obras accesibles y base de proyectos de innovación digital

Las obras en dominio público digitalizadas estarán accesibles en la Biblioteca Digital Hispánica y la Hemeroteca Digital, y se podrán compartir, transformar y recrear libremente, puesto que se ofrecen con licencia CC-BY o equivalente.

Además, estos nuevos fondos digitales permiten alimentar otras líneas de estrategia y actuación de la BNE, particularmente en el ámbito de la reutilización y la innovación digital: más datos procesables y reutilizables; nuevas posibilidades de participación y enriquecimiento colaborativo, por ejemplo en la plataforma ComunidadBNE; más posibilidades para la generación de nuevos formatos de acceso y descubrimiento, como la que ofrece el formato ePub, o nuevas vías de re-creación y presencia de las colecciones de la BNE en ámbitos tan importantes como el educativo, con BNEscolar.

Todas estas propuestas abren nuevos caminos para el uso y recreación de los fondos digitalizados de la Biblioteca Nacional de España.

¿Conoce la Biblioteca Digital Hispánica ?

NP

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *