Piedad Bonett: La voz poética que conquista el Premio Reina Sofía 2024

La poeta colombiana Piedad Bonett recibe el prestigioso Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana 2024.

Pocas voces en la poesía contemporánea hispanoamericana resuenan con la fuerza y la lucidez de la colombiana Piedad Bonett. Su obra, galardonada con numerosos reconocimientos, entre los que se destaca ahora el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana 2024, la consolida como una de las figuras más relevantes del panorama literario actual.

Piedad Bonett: Una poeta que cala en lo profundo

Nacida en Amalfi, Antioquia, en 1951, Bonett ha construido una trayectoria que abarca diversos géneros, incluyendo la poesía, la novela, el cuento y el teatro. Su poesía, en particular, se caracteriza por su exploración profunda de la condición humana, abordando temas como la violencia, el amor, la feminidad, la muerte y la memoria.

Su primer libro de poesía De círculo y ceniza fue publicado en 1989 y recibió una mención de honor en el Concurso Hispanoamericano de Poesía Octavio Paz.

La poesía de Bonett no se esconde ante la crudeza de la realidad. En sus versos, la autora colombiana da voz a las víctimas de la violencia, explora las complejidades del amor y las relaciones humanas, y cuestiona los roles de género y las estructuras de poder. Su obra es un canto a la libertad, una denuncia de la injusticia y una búsqueda incansable de la verdad.

Tres poemas para sumergirse en el universo poético de Bonnett

Para adentrarse en la riqueza y la profundidad de la obra de Piedad Bonnett, te invitamos a leer tres de sus poemas más destacados:

Oración

Para mis días pido,
Señor de los naufragios,
no agua para la sed, sino la sed,
no sueños
sino ganas de soñar.
Para las noches,
toda la oscuridad que sea necesaria
para ahogar mi propia oscuridad.

Del libro Lo terrible es el borde

Tiempos de pesadumbre

Pongo mi corazón sobre esta mesa,
transido, desatado, hondo de pena.

Qué tirante y azul el cielo con su ojo.

Pero este oscuro dardo en el costado,
el látigo chirriando
y la espuela que quema la mejilla.
Y este dolor aquí,
este dolor de todos,
su rostro contra el polvo y este llanto.

Pongo mi corazón sobre esta mesa,
impúdico, aterido con sus clavos.
Un viento atolondrado
despeina en mi jardín el algarrobo.

Pero
y esta piedra en el pecho,
y este piso de erizos, y el mordisco rabioso,
y esta taza en pedazos que nos corta los dedos.

Mi corazón se obstina y el sol calienta afuera,
y tan sólo callamos con la mano en la frente.

Del libro Nadie en casa 

Laberinto

Condenada a ser sombra de tu sombra,
a soñar con tu nombre en cada madrugada.
Por la ventana abierta un olor errabundo
de vida, -¿y tú en qué calle?-
un temblor en la luz,
el llanto de algún niño.
Y tus ojos cerrados,
o tus ojos abiertos como dos golondrinas,
y tu mano en el agua o tu mano en tu pelo
o tu mano en el aire con su triste blandura,
-¿y en qué calle tus pasos?-
y yo en sueños atada al hilo de tus sueños,
condenada a ser sombra de tu sombra,
a soñar con tu nombre en cada madrugada.

Del libro De círculo y ceniza

El Instituto Cervantes abrió la Caja de las Letras el 6 de octubre de 2022 para depositar el legado de la escritora Piedad Bonnett. La autora dejará en la caja número 1426 su legado personal para su custodia.

Más allá de la biografía y los premios, la poesía de Bonett nos invita a reflexionar sobre las grandes preguntas de la existencia humana. Sus versos son una invitación a sentir, a pensar y a cuestionar el mundo que nos rodea.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *