Reseña de “Mientras los héroes descansan”, de Jaime Huertas Fernández

Reseña de “Mientras los héroes descansan”, de Jaime Huertas Fernández

Con el respaldo de Caligrama Editorial, sello de Barcelona, España, el escritor venezolano Jaime Huertas Fernández (Caracas, 1968) presenta su novela Mientras los héroes descansan (marzo, 2024)

El escritor demuestra su versatilidad y originalidad en cuanto a los temas de sus libros, en esta ocasión ha centrado el desarrollo de la trama en la ciudad de Caracas, específicamente en la sede de un periódico venido a menos.

Todo comienza en el momento en que el diario es vendido a un consorcio español que implementará cambios muy importantes tanto en la infraestructura como en las funciones de cada uno de los periodistas que allí laboran, cambiando su vida por completo y logrando mejorar su mermada situación económica y personal.

Vespertino Argüello es el protagonista de la acción, él es un experimentado periodista que ha laborado por más de treinta años en el diario La Jornada del Ávila.

El mal manejo del diario dirigido por Saulo Morán, lo ha llevado casi a la quiebra. Destaca por informaciones con tintes sensacionalistas. Saulo, que ni siquiera es periodista, es hijo de Mateo Morán, el fundador, quien ya se encuentra retirado.

Con los años, Saulo Morán prefirió emplear a estudiantes de Comunicación Social, algunos trabajaban bajo contrato, devengaban sueldo mínimo y otros colaboraban como pasantes, lo que significaba un pago menor. (pág.8)

Mientras los héroes descansan

A todos los trabajadores les cae por sorpresa la noticia de la venta. Vespertino, el mayor de la redacción en relación a todos los demás jóvenes periodistas, piensa que fue una buena idea.

Después de tantos recuerdos, Vespertino Argüello concluyó que haber vendido los restos del periódico resultó lo más adecuado. La Jornada del Ávila se había convertido en una vergüenza para el periodismo venezolano. (pág.9)

El nuevo jefe de redacción es Mariano Alonso recién llegado de Madrid a Caracas. Al reunirse con cada periodista les da la noticia de que van a devengar sueldos en dólares, lo que alegra a muchos, pero causa cierta suspicacia en otros.

La novela se desarrolla en la época actual, los personajes viven la crisis económica y los problemas políticos y sociales.

Vespertino y su esposa Gladys, tienen una existencia modesta y experimentan la soledad ya que su único hijo se fue a vivir en Argentina.

Recordarlo le humedecía los ojos, saber que cada día estaban más solos, también, y los dos pensamientos la entristecían sobremanera. (pág.21)

Mientras los héroes descansan

Otra protagonista de esta historia es Marta, una periodista joven que vive con su madre. Ella ha elegido quedarse en Venezuela, pero le ha pasado por los pensamientos emigrar a Chile para buscar mejores oportunidades laborales. Sin embargo, con el nuevo cambio en el periódico, ella pasa de ganar 30 dólares a 200, lo que la alegra y la hace sentir cierta estabilidad.

Entre Vespertino y Marta, se forja una hermosa amistad. Él ha aprendido a escucharla y aconsejarla. Para Marta, es como un padre o un abuelo que nunca conoció.

Él se transformó en un confidente, en un abuelo con paciencia de reptil. Sumó a sus lecciones sobre el ejercicio de la profesión, consejos sobre la vida, que Marta asimilaba y agradecía. (pág. 64-65)

Mientras los héroes descansan, aborda los nuevos retos del periodismo, los cambios en el tiempo y los valores que se han perdido.

El autor maneja muy bien la acción creando una trama dinámica y ágil que encantará a los lectores. La acción va en aumento. Los diálogos están bien escritos y documentados.

El consorcio contratará a Pilar Ayala, una periodista de opinión que se destaca por no tener filtros, y escribir polémicos artículos. Su primer texto sobre una crítica al Orgullo Latinoamericano causará una controversia en varios países.

El gran periodismo, la vieja escuela, como ella gustaba llamar, desapareció, cada vez veía menos periodistas preparados para ejecutar cabalmente el oficio de comunicador, y fue una de las razones que argumento cuando se apartó del ejercicio. (pág.49)

Luego, Pilar escribe un artículo sobre el periodismo y allí critica a Vespertino, por no ser el mismo periodista de antes. Un colega al que ya no le interesa la polémica y la controversia nacional.

-Martica, no tengo ningún problema con eso. Cuando se acabó el equilibrio, cuando comenzó la bota a apretar nuestros cuellos, dejé la materia nacional. Yo no soy un héroe, soy un simple periodista –argumentó mirándola a los ojos sin vergüenza ni arrepentimiento. (pág.101)

Pilar es la voz de la crítica social, en uno de sus artículos critica la jerga de la juventud. En “Bocas sucias” apunta a quienes hablan con malas palabras, sobre todo a las mujeres.

Cuando un padre le enseña a su hijo a decir groserías, está hundiendo al país; cuando un joven tutea a todo anciano o persona que puede ser su padre o su madre, hunde al país… (pág. 239)

Pilar comienza su aventura en redes sociales, a comunicar a través de su blog y de Twitter, artículos con duras críticas hacia todos los sectores. Esto generará problemas a los nuevos encargados del diario.

-Ellos no vinieron solamente por el artículo de Pilar, creo que temen el medio de comunicación que utilizó como difusor, es decir, este periódico y su poder de comunicar, su fuerza en las redes. El temor es que venga un consorcio, con el poder de ustedes, de otro país, a crear problemas que ellos ya dan por resueltos, porque casi todos los periódicos con sede en Venezuela, como la de ustedes, hacen crítica oblicua, no sé si me entienden. (pág.154)

Pilar Ayala decide emprender una cruzada en solitario y la han citado de un tribunal. Este hecho despierta en Vespertino, los más amargos recuerdos.

Pilar ya no puede salir del país.

En un giro inesperado, Vespertino, Marta y Pilar iniciarán un viaje por carretera desde Caracas a la frontera con Colombia. Esta travesía será una verdadera aventura en la que todos confesarán sus propias verdades y forjarán un lazo de amistad. Para Vespertino, se convierte en un acto de solidaridad y justicia.

Pilar siente intranquilidad, ella no es amiga de sus salvadores.

En esta oportunidad, ella no se alteró ni sintió deseos de saltar por la ventana. Se había resignado, su destino yacía en manos de sus colegas. (pág.204)

El viaje se convierte en una concienzuda charla entre tres periodistas, dos de la vieja guardia y una de la nueva generación.

Si intentas ser correcta, serás una más del montón de periodistas correctos que no quieren herir sentimientos. Y te aseguro que, a esos, cuando se retiren o cuando mueran, nadie los recordará. No aportaron nada. (pág.220)

En muchas horas de viaje Pilar se sincera y descubre que tiene mucho en común con Vespertino. Mientras que Marta cambia su forma de pensar sobre Pilar.

Marta le mostró una sonrisa sincera. Consideró que Pilar no era tan mala persona. Todo resultó una fachada. Dejaba de presentarse como la periodista infalible, como aparentaba antes de comenzar el viaje. Se había transformado en un ser humano que tema, sufre y sueña con alcanzar un propósito (pág.224)

El viaje se convertirá en una serie de eventos desafortunados.

Jaime Huertas Fernández ha reflexionado sobre varios temas en esta novela. La paternidad irresponsable en el caso de Marta. Además de una discusión útil sobre las diferencias entre generaciones, y el “falso” orgullo latinoamericano. La diferencia de edad en las relaciones de pareja con el caso de Bruno Cafaro y su joven esposa.

El texto también plantea una crítica a lo que se ha convertido la televisión ya que cualquier persona, independientemente el oficio que tenga, por solo tener una cámara de televisión en frente, se cree una estrella.

Mientras los héroes descansan es una historia muy bien escrita que plantea dilemas y reflexiones. Vespertino Argüello es un periodista con compromiso y rectitud. Solo que en esta oportunidad no podrá cumplir con las dos promesas que le hizo a su mujer Gladys.

-Vespertino, prométame dos cosas: no se va a meter en problemas y se va para Argentina inmediatamente. (pág.177)

Mientras los héroes descansan, de Jaime Huertas Fernández. Cómprala  aquí  

Editorial: Caligrama 

Ficción literaria de acción y aventura 

Páginas: 269


jaime huertas fernandez
Sobre el autor del libro
Jaime Huertas Férnandez

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *